Colchas Concord

"Muchas veces creemos que elegir una cama para nuestros perros es una de las tareas más sencillas"...

Muchas veces creemos que elegir una cama para nuestros perros es una de las tareas más sencillas, ¿sólo es ver el tamaño de nuestro perro, no? Pues no, no es sólo el tamaño lo importante, si afecta pero también hay otros factores que hay que analizar antes de elegir la cama en la que nuestro peludo pueda descansar y sentirse cómodo.

El Tamaño.

Lo primero es analizar el tamaño de nuestros perros, para los más pequeños lo ideal es una cama pequeña para que se sientan abrigados y protegidos. Por otra parte si tu perro es grande, lo mejor es comprar una según sus medidas; para esto, debes medir desde la punta de la cabeza al final de sus patas estiradas o cola; lo mejor es que duerma en un espacio justo y cómodo que no sea ni muy grande ni muy pequeño. También es importante el material de la cama, porque existen algunas que son cómodas cuando son nuevas y después se vuelven una tortura para ellos.

De acuerdo a la forma en la que duermen, influye ene el tamaño de la cama. Si duerme enroscado, necesitará una pequeña y si duerme estirado, una grande será efectiva.

La Personalidad.

El carácter de tu perro se puede ver influenciado por la cama en la que duerma, si tu perro es muy ansioso y no puede dormir en la oscuridad pero necesita sentirse protegido, te recomendamos comprarle una con antebrazos altos, para que su sensación de protección sea todavía mayor. Por otro lado, hay perros que prefieren aislarse en sus camas y dormir cubiertos, ya sea por su personalidad un poco miedosa o por si es un poco friolento; para ellos lo mejor son pequeñas camas con cobertores encima.

Casos Especiales.

Existen otro tipo de camas que también pueden ayudar a tu peludo por la edad o si tiene alergias. Los más viejitos necesitan unas más suaves para proteger sus articulaciones y que tengan un mejor descanso; si tu perro por la edad sufre de incontinencia busca una cama con cubierta que sea de material impermeable, porque el material del que están hechas algunas, suelen llenarse de olores de forma rápida.

Comprarle la cama correcta a tu peludo es igual de importante como cuando compras un colchón para ti, lo que menos queremos es que nuestros cachorros estén apagados o sin ganas de jugar e incluso molestos o enojados porque durmieron incómodos. Lo mejor es conocer los hábitos de nuestros perros, esto nos ayudará a poder darle lo mejor y cuidarlo de la mejor manera.

Por: H. Mateo