"Al momento de adquirir una casa nueva o remodelar la que ya tenemos, es común que tengamos dudas sobre la decoración, en especial cuando se trata del color."...


Cada uno de los colores cuenta con cualidades que transmiten sensaciones a quien los contempla, sin embargo, muchas personas se inclinan por uno u otro principalmente porque es su color favorito.
Ahora bien, los colores también nos ayudan para dar la sensación de espacios más amplios, para resaltar ciertas texturas como molduras, así como para aumentar o restar la iluminación dentro de las habitaciones, incluso los muebles y elementos decorativos pueden tomar relevancia de acuerdo a la tonalidad que elijamos al momento de pintar. He aquí la importancia de elegir el color adecuado para el espacio que buscamos.

De acuerdo a estudios socio y psicológicos, los colores interactúan directamente en los sentimientos de las personas, incluso un color puede provocar significados contradictorios en un mismo sujeto dependiendo del contexto y su estado de ánimo. Existe una gama muy amplia de colores y combinaciones, es por eso que a través de este espacio traemos para ti recomendaciones a cerca de algunas tonalidades claras y las sensaciones que transmiten.

El blanco es el color de la luz, un color espiritual y el más puro e inocente de todos. Es útil cuando no queremos arriesgarnos con otros colores, combina con cualquier otro color y en habitaciones pequeñas da la sensación de mayor espacio, además refleja la luz y la hace más eficiente.



El color que representa el optimismo, la mente y la alegría es el amarillo. Estimula el sistema nervioso, esto provoca dificultad para conciliar el sueño, es por ello que no se recomienda aplicarlo en dormitorios. Es un color que aumenta el metabolismo del cuerpo y nos hace sentir con energía, ideal para utilizarlo en cocinas y baños.



El azul es de los colores más utilizados, transmite armonía y simpatía. Es el color de los sentimientos y lo positivo, asociado al cielo y lo eterno. Lo podemos usar en espacios para trabajar, debido a que nos tranquiliza y esto aumenta la productividad. También, al ser un color frío, puede ser aplicado en lugares calurosos.



El color de la naturaleza por excelencia es el verde, se asocia con la vida y la esperanza. Representa lo sano y lo ecológico, así como se la vincula con el dinero. Si necesitamos tranquilidad y descanso, es el correcto para pintar nuestra recámara.



El beige es otro color que debemos utilizar si buscamos calma y placer. Es un color elegante, puro y muy suave, incluso es más acogedor que el blanco. Contrasta con cualquier color que se encuentre a su lado, es una opción muy práctica. Al igual que el blanco, refleja la luz natural y artificial creando espacios más iluminados.



Otro color asociado a la espiritualidad es el lila, aunque más específico a la feminidad porque es el color de la magia, la vanidad y la intimidad. Por lo tanto, si queremos un ambiente para calmarnos y reconfortarnos, debemos utilizar este tono en nuestra habitación y en nuestro baño y crear un santuario libre de estrés.



Finalmente, para complementar el ambiente de nuestro hogar, al vestir los muebles debemos elegir colores y diseños contrastantes, por ejemplo en cortinas para el caso de las ventanas y paredes, edredones y sábanas en las recámaras, juegos de baño y toallas para la ducha, manteles en la cocina, etc.


De este modo, es garantía que nuestra casa luzca de maravilla e impecable provocando exclamaciones positivas en los invitados.

Por: H.Mateo