Colchas Concord

"Nos ha alcanzado nuevamente el mes donde todo es amor"...

Nos ha alcanzado nuevamente el mes donde todo es amor, corazoncitos, dulzura y miel en el aire, el mes que nos hace buscar como locos el regalo perfecto para nuestro amorcito, amigo o persona especial.

Hoy te vamos a compartir algunas opciones de regalo para que no batalles tanto, pero qué tal un poco de historia antes para conocer por qué se celebra el día de San Valentín dando regalos a nuestros seres queridos.



San Valentín era un sacerdote que en el siglo III ejercía en Roma. En aquel tiempo gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras (seguramente estaba amargado porque nunca encontró el amor).

Por su parte, Valentín consideraba que el decreto era muy injusto y decidió desafiar al emperador celebrando en secreto matrimonios para jóvenes enamorados (de ahí se ha popularizado que San Valentín sea el patrón de los enamorados). El emperador Claudio se enteró de los matrimonios secretos y como el sacerdote gozaba de un gran prestigio en Roma, el emperador lo llamó al Palacio. San Valentín aprovechó aquella ocasión para hacer proselitismo del cristianismo (es decir que lo iba a tratar de convencer con la religión. No te preocupes, yo tampoco sabía que significaba eso, lo tuve que investigar).

Aunque en un principio Claudio II mostró interés, el ejército y el Gobernador de Roma, llamado Calpurnio, lo persuadieron para quitarle esa idea de la cabeza.

Entonces el emperador Claudio dio la orden de que encarcelaran a Valentín. El oficial Asterius, encargado de encarcelarlo, quiso ridiculizarlo y ponerlo a prueba. Lo retó a que devolviera la vista a una de sus hijas, llamada Julia, quien había nacido ciega. Valentín aceptó y en nombre del Señor, le devolvió la vista. Este hecho convulsionó a Asterius y su familia, quienes se convirtieron al cristianismo después de lo sucedido.

De cualquier forma, Valentín siguió preso y el emperador Claudio finalmente ordenó que lo martirizaran y ejecutaran el 14 de Febrero del año 270. La joven Julia, agradecida al santo, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. De ahí que el almendro sea símbolo de amor y amistad duraderos.



La fecha de celebración del 14 de febrero fue establecida por el Papa Gelasio para honrar a San Valentín entre el año 496 y el 498 después de Cristo. Los restos mortales de San Valentín se conservan actualmente en la Basílica que lleva su nombre, está situada en la ciudad italiana de Terni. Cada 14 de febrero se celebra en dicho templo, un acto de compromiso por parte de diferentes parejas que quieren contraer matrimonio al año siguiente (ya saben a dónde ir si quieren casarse en 2019).

La costumbre de intercambiar regalos y cartas de amor el 14 de febrero nació en Gran Bretaña y en Francia durante la Edad Media, entre la caída del Imperio Romano y mediados del siglo XV. Hoy en día esta tradición es casi mundial y henos aquí buscando el regalo perfecto para este día tan especial. Para que no te compliques tanto la existencia, con gusto te damos unas cuantas opciones que seguro le encantarán a tu cita de San Valentín:

1.- Almohada Suavitec Blanca Oferta 2x1

  • Para dormir muy cómodo y obtener el descanso ideal junto a tu pareja.


2.- Cobertor Borrega Efriends

  • El detalle más fabuloso para tu mejor amig@ ¡Le encantará!


3.- Protector de Colchón Impermeable

  • Para tu novi@ que siempre tira el café en la cama cuando ven pelis.


4.- Cobertor Borrega Patriots

  • Porque esa persona especial es muy fan de los Patriotas. Te lo agradecerá mucho.


5.- Cortina De Baño Delfines Coral

  • Para tu mami, que también es tu mejor amiga y sabes que adora los delfines.


5 fabulosas opciones que serán el regalo perfecto para lucirte este 14 de febrero, además siempre puedes complementar con una cena romántica, chocolates, flores y otros detalles que sabes que esa persona amará. Deja volar tu imaginación y saca tu lado romántico (debe estar por ahí en algún lado).

Julieta Frías